Comportamiento y costumbres

El gato es un animal cazador y solitario por naturaleza, y esto condiciona su comportamiento con los humanos. Los gatos suelen tratar a los humanos en la categoría no presa.

Los gatos son muy regalones y mimados psicológicamente, solamente aquellos felinos que han sido refrenados en su infancia por el proceso de domesticación, ya que los gatos que prosiguen su desarrollo psicológico hacia adultos son más difíciles de domesticar.
Los gatos pueden sufrir enfermedades psicológicas tales como el estrés y tienden a desarrollar un comportamiento neurótico.

Los gatos se aparean acercandose a las gatas, las que intentaran resistirse por todos los medios a la cópula. Si el gato es hábil, conseguirá morderla por la parte posterior del cuello, inmovilizándola y penetrándola. La penetración en los gatos es algo dolorosa. En la cópula, la gata comienza el proceso de ovulación (tienen sensores nerviosos que con dicho dolor, activan el proceso de ovulación, de modo que los óvulos no se pierden).
La vejez del gato es abrupta. Dura aproximadamente un año y desemboca en la muerte. Un gato viejo desarrolla cataratas y se vuelve más lento. También pierde el olfato. Normalmente duerme todo el día, sin desarrollar ninguna otra actividad y muestra de su extremado cansancio.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: